Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Higiene del bebé: errores y aspectos a tener en cuenta

Creado por: alvaro maxbebés En: CONSEJOS En: Comentario: 0 Favorito: 142
Higiene del bebé: errores y aspectos a tener en cuenta

¿Conoces los distintos tipos de cuidados para la higiene de tu bebé? Lo más importante a la hora de la higiene de tu bebé es el protocolo de actuación que tengamos sobre ellos.

Aunque actualmente todas las mamás y papás acuden a las clases de preparación del parto en donde reciben una serie de consejos sobre los cuidados del recién nacido y la higiene del bebé, no son pocos los que cuando llegan a casa con su pequeño, empiezan a dudar sobre cómo actuar, y necesitan refrescar algunos consejos.

Por eso en MaxBebes os vamos a facilitar algunos consejos a tener en cuenta en la higiene bebé, así como buenos hábitos que favorecerán tanto al pequeño como a vosotros mismos a la hora de realizar los cuidados diarios.

  Aspectos relevantes en la higiene del bebé

Los recién nacidos son seres muy delicados, por lo que hay que prestar una especial atención a todos sus cuidados para protegerlos mientras se desarrolla su sistema inmunológico y para mantener sana su delicada piel.

A continuación, te contamos los principales cuidados para mantener una adecuada higiene del bebé y hábitos para su correcto cuidado.

bebé en brazos de su madre

Es fundamental lavarse las manos antes de dar de mamar a los niños para evitar trasmitir bacterias y virus al lactante. Este mismo hábito es extensible al momento de extraer leche para almacenar y usar en otras tomas.

En cuanto a los productos para el cuidado del bebé, es esencial elegir aquellos que sean hipoalergénicos y con un pH neutro, para conseguir protección, nutrición y limpieza.

Aunque en las primeras semanas de vida se extremen los cuidados a la hora de llevar a cabo la esterilización de biberones, tetinas, chupetes, o sonajeros, progresivamente se debe empezar a bajar la guardia. Aunque mantengas muy limpios todos los objetos con los que pueda estar en contacto el pequeño, es bueno no obsesionarse ya que es bueno para que tu hijo desarrolle sus propias defensas y favorecer el desarrollo de su sistema inmunitario.

Otro aspecto importante en la higiene bebe recién nacido es tener en cuenta que los pequeños, al estar muchas horas tumbados en la misma postura, tienden a sudar bastante por su cabecita. Además, también se ensuciará la sábana bajera y el almohadón con sobrantes de leche que inmediatamente generarán un fuerte olor. Por ello, es muy recomendable cambiar la lencería de cuna con bastante frecuencia para que se sientan más cómodos, a la vez que se limpian los pliegues de su piel con toallitas húmedas dermoprotectoras y se hace un cambio de la parte superior de su ropa o de todo el conjunto, si además se han ensuciado por abajo.

La temperatura ideal para la habitación del bebé no debe ser muy alta, ni baja, pero es fundamental renovar el aire con cierta frecuencia, eso sí evitando siempre las corrientes.

También es importante mantener una adecuada humedad relativa en el ambiente cuando hay calefacción en casa, o si suben mucho las temperaturas exteriores, utilizando un humidificador para evitar que la nariz del pequeño se reseque y le cueste más trabajo respirar.

Para conseguir liberar las fosas nasales y limpiar la nariz a tu bebé, hay que tumbar al niño boca arriba con la cabecita de lado. Se introduce primero en una de las fosas nasales unas gotas de suero fisiológico dejando actuar unos treinta segundos. Acto seguido se incorpora para que la posición ayude a liberar las mucosidades, después hay que repetir el mismo proceso en la otra fosa nasal.

En el caso de que el niño siga respirando mal, hay que utilizar un aspirador sacamocos para bebé, aunque no les suele gustar nada.

Un error muy frecuente es abrigar a los bebés exageradamente. Para saber si el niño tiene frío simplemente se pueden tocar sus manos y, en caso de que estén frías, añadir alguna prenda. En principio, en una casa con una temperatura constante de 22 grados, basta con poner al bebé un body y un pijama de algodón con pies.

Con respecto a la costumbre de rapar el pelo a un bebé para que se ponga fuerte, hay que saber que los dermatólogos no lo aconsejan y, además, el niño puede perder calor por la cabeza. Hay que señalar que la cantidad y calidad del pelo depende de la herencia genética y no de esta cuestión.

Otro aspecto relevante en el cuidado e higiene bebé, es hacer una constante revisión de sus uñas utilizando una lima uñas bebé. Se debe limar las uñas cada dos o tres días para evitar que se arañe la cara, algo que es muy frecuente si tienen las uñas largas y, también así, se evitan uñeros.

Las uñas de los pies se pueden limar una vez a la semana.

Ármate de paciencia y utiliza un cortaúñas o tijeras bebé cuando sea necesario.

Bañar a tu bebé diariamente no es necesario, sobre todo si el niño sufre dermatitis atópica, ya que, incluso el uso de jabones hipoalergénicos, hace que se alteren las características del manto graso que protege su piel.

Por eso muchos pediatras aconsejan bañar bebe recién nacido tres veces por semana, o en días alternos, aunque esta opción depende también de si el baño produce un efecto relajante en el pequeño para que descanse mejor.

En cualquier caso, sí es imprescindible mantener una buena higiene de la piel del recién nacido. Dentro del aseo infantil, sobre todo en las zonas de pliegues en donde la suciedad producida por el sudor, sobrantes de leche, restos de caca o pis que, si no están perfectamente limpias, pueden producir prurito y una gran incomodidad al chiquitín.

pies de un bebé en manos de unas manos adultas

El momento del baño es una de las situaciones diarias que más placer puede dar a tu pequeño. Hay que cuidar bien de una serie de aspectos antes de bañar bebé recién nacido, como controlar previamente una adecuada temperatura del agua que debe estar entre los 36 y 37º, y que se comprueba introduciendo el codo o la muñeca o mediante un termómetro sumergible.

También la temperatura de la habitación en el aseo del recién nacido se debe mantener entre los 22 y 25 º para que al salir del agua no se produzca un cambio demasiado brusco.

Coge al peque utilizando una mano para sujetar bien su cabecita y cuello con ayuda del antebrazo, e introdúcelo despacio para que no sufra impresión, a continuación, moja su cara y cabeza con una esponja natural bebé, evitando que trague nada de agua.

Seguidamente, jabona su cabecita, y continua por los pliegues del cuello, pecho, tripita, terminando con el aseo de los genitales del bebé, y finalmente el culete.

Es muy importante que limpies delicadamente todos los pliegues de la piel de tu bebé, para que no queden restos de suciedad.

También es fundamental en la higiene bebé que primero limpies los genitales y después la zona del ano porque, si lo haces al contrario, puedes arrastrar con la esponja restos fecales que pueden producir una infección principalmente en el caso de las niñas.

Para evitar problemas de fimosis en los niños, algunos pediatras recomiendan, dentro de la higiene del pene, bajar ligeramente el prepucio aprovechando el momento del baño en que el pene está en contacto con el agua, repitiendo la acción unas cuantas veces, pero no te asustes si se produce erección, porque es totalmente normal.

Aprovecha el momento de bañar al bebé para cantarle sus canciones favoritas y demostrarle toda tu ternura También es un buen momento para estimular su vista y oído con los clásicos muñequitos sonoros y así convertirás el baño en el mejor momento del día.

Para terminar, saca al pequeño del agua y deposítalo sobre un cambiador bebé cómodo para tu espalda y seguro para él y no te apartes en ningún momento para evitar accidentes.

Seca a conciencia, pero muy delicadamente los pliegues de su cuello, brazos, ingles, piernas, dedos de los pies y manos.

A continuación, viene la parte del masaje con loción hidratante para bebés, que hará las delicias de tu pequeño y preparará su cuerpecito para un nuevo enfundado en ropa y pañales.

Utiliza una colonia bebé, vertiendo una pequeña cantidad en tu mano y extiéndela por su cabecita con mucho cuidado de que no se introduzca en sus ojos.

Ahora ya puedes peinar su suave pelusa con un cepillo natural para bebé con cerdas muy suaves.

Si el peque presenta algún tipo de escocedura en la zona genital, antes de poner el pañal tienes que aplicar crema balsámica y protectora.

Y ahora sí, tu bebé estará como un pincel.

bebé jugando con agua

No existe ningún problema que impida el baño del recién nacido cuando aún no ha perdido su cordón umbilical.

Simplemente ten cuidado al pasar la esponja por esa zona y, cuando acabes de bañar a tu bebé, seca bien y aplica cristalmina en ese lugar.

Luego realiza el resto de cuidados como te hemos comentado anteriormente.

Al salir a la calle, es muy frecuente que alguien se acerque para ver a tu bebé y, en este caso siempre cortésmente, no te cortes para evitar que intenten acariciar sus manitas y cara, porque las manos son portadoras de una gran cantidad de patógenos y tú desconoces si esas personas pueden tener algún tipo de enfermedad contagiosa, aunque sea un simple catarro.

Y ahora que ya sabes todo sobre la higiene del bebé, recuerda que en MaxBebés tenemos todo lo que puedes necesitar.

 

 

Comentarios

Deje su comentario

Menú

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de nacimiento.

Registrarse